Tigre se recuperó con una goleada frente a Racing

 

Cuando  los nubarrones copaban el cielo de Victoria, luego de las 2 derrotas frente a Vélez y Olimpo, apareció la mejor versión del “Matador”,  para despejar el panorama con un contundente 4 a 0 frente a Racing, que ilusiona a toda la familia tigrense.

Los ánimos venían caldeados en el mundo Tigre, luego del mal arranque y  la cosa no venía fácil para dar vuelta la taba, enfrente estaba el equipo de Avellaneda que venía de ganarle al San Lorenzo Campeón de América y que había hecho lo mismo con Defensa y Justicia, en la primera fecha.

 Pero desde el arranque, tomando la iniciativa y presionando en la mitad de la cancha, se vio a un equipo comprometido y mentalizado en lograr los 3 puntos, frente a un rival, al que le costaba salir de su campo de juego.

 A los 10 minutos, la iniciativa del “Matador” tuvo su premio, cuando Erik Godoy conectó un cabezazo goleador para vencer a saja y poner a Tigre en ventaja. Empezaba la fiesta en Victoria. Tigre se retrasó en el campo de juego, pero Racing careció de profundidad y volumen de juego para generar peligro en el arco defendido por Javier García.

Luego del ingreso de Centurión por Acuña, lesionado, Racing generó alguna llegada de peligro, pero que fue bien neutralizada por el seguro arquero del “Matador”.
El que si estaba preciso, er el conjunto dirigido por el “cabezón” Alegre, que tras un pase en profundidad de Lucas Wiklchez, para Kevin Itabel, “El León de Matheu”  dominó la pelota y con un tiro cruzado, la puso lejos de  Saja, que tuvo que buscar la pelota en la red.

Un 2 a 0 exagerado, para un triunfo justo en los primeros 45 para el “Matador”.

En el inicio del segundo tiempo, se termina de definir el partido, antes de que el cronómetro marcará el primer minuto de juego, Lucas Wilchez, desparramó talento por el sector derecho de la cancha y eludió a cuánto jugador de Racing se le puso en el camino, para marcar el 3 a 0, con un verdadero golazo,  para empezar a liquidar el partido.

Tigre a pesar del 3 a 0, siguió presionando como si fuera el inicio del partido y tanta entrega, tuvo nuevamente su premio a los 12 minutos, cuando luego de un desborde el “Chino” Luna, nuevamente Kevin Itabel, ganó en el área del equipo de Avellaneda para marcar el 4 a 0 y el segundo de su cosecha personal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.