Por la presión social Vidal debió retroceder con el Cierre de Escuelas en el Delta

Desde la Plata y fruto de la pelea de la comunidad educativa y el enorme rechazo que provocó la medida, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires debió retroceder en la decisión de cerrar 8 colegios en Islas del Delta.

Si bien desde la Provincia, aducen, que no se trataba de un cierre sino de una clausura, lo cierto es que la decisión de cerrar escuelas en sectores vulnerables se debía a una ecuación económica,  más allá de cualquier excusa que quieran argumentar.

Ya sin el  del velo de “hada buena” construido por los medios de comunicación adictos al gobierno de Cambiemos, lo cierto es que la gestión de Macri – Vidal , que no escatimó en recursos para pagar a los fondos buitres y beneficiar a la vez con transferencias de  recursos a los sectores más concentrados de la economía, no contemplan  como inversión la educación y mucho menos, en las  zonas más postergadas   de nuestro  país.

El gobierno nacional, tanto como el provincial, juegan a fondo en esto de despojar de derechos a los sectores más vulnerables, lo hizo con la reforma previsional y atenta seriamente con la educación pública, aunque no contaban con la resistencia de la comunidad educativa, donde una porción importante de docentes acompañaron el “Cambio” que proponía el gobierno, aunque muchos no avizoraban que el cambio los quería dejar sin empleo.

 

A más de 4 meses de las elecciones, un “Pueblo” anestesiado por el “Blindaje” mediático que les brindan los medios al Gobierno, parece salir de su letargo  y se enfrenta a las políticas de ajuste de Cambiemos.

Desde la agencia oficial Telam  aclararon que: “Las escuelas que contienen los jardines 904, 919, 920 y las primarias 13, 18 y 19 continuarán funcionando de manera regular, con su actual plantel de alumnos y docentes, de la misma manera que lo realizaron en el ciclo lectivo 2017. A través de las mesas de dialogo, se trabajará de aquí en adelante sobre todas las cuestiones inherentes a la educación, situación social y de infraestructura para fortalecer la educación en el lugar”.

“El Ministerio de Educación garantiza que cada uno de los chicos y los maestros tienen asegurados los trasladados a la escuela y su regreso a su casa sin complicaciones ni inconvenientes”, añadieron.

Y por otro lado anunciaron que “debe decidirse en otro sentido en la escuela reconocida como “Caracoles”, ya que el servicio educativo no puede garantizarse con continuidad. La accesibilidad a esa escuela no es buena en sus condiciones de navegación fluvial. De esta manera, para garantizar el servicio educativo de calidad, los alumnos (7 niños del JIRIM 1 y 8 chicos de la Primaria 25) serán reubicados en otros establecimientos de acuerdo a la evaluación que se realice conjuntamente con las familias acorde a su conveniencia y necesidades”.

Comentarios en Alternativa en Papel