Daniel Arroyo: “Es bueno que el Gobierno nos haya escuchado y dé marcha atrás con el embargo de cuentas sueldo”

El diputado nacional del Frente Renovador Daniel Arroyo se refirió de esta manera a la marcha atrás del Gobierno forzado por el rechazo unánime de la oposición. “Al proponer esa medida, el Gobierno no pensó en los trabajadores sino en el sistema financiero. Era un punto sensible e injusto por eso esta marcha atrás del oficialismo es un avance: logramos que se resguarde el sueldo de mucha gente”, afirmó.

Tras conocerse que el oficialismo en la Cámara de Diputados dará marcha atrás con la iniciativa que permite a los bancos embargar la cuenta sueldo a partir de cualquier excedente de dinero por encima de tres veces el salario promedio de su titular, medida a la que se había llegado por Decreto, Daniel Arroyo expresó: “Celebramos que las autoridades nacionales hayan abierto los ojos, porque esa posibilidad iba a complicar mucho a las familias y sobre todo a los trabajadores. Al proponer esa medida, el Gobierno no pensó en los trabajadores sino en el sistema financiero. Era un punto sensible e injusto por eso esta marcha atrás del oficialismo es un avance: logramos que se resguarde el sueldo de mucha gente”. 

Y continuó: “Es una buena novedad en un contexto complicado. El Gobierno había hecho un decreto de necesidad y urgencia que permitía el embargo de las cuentas sueldo. En un país en donde está todo el mundo endeudado, donde el que patea la tarjeta le cobran un 40/45% de interés anual, donde el que va a la financiera paga casi un 100% anual, donde todas las familias están sobre endeudadas”.

“El Gobierno creó el sistema de crédito Argenta que llegó a más personas que le da crédito a 25/30%, pero las familias se han re endeudado, porque con ese crédito paga su otra deuda y así todo el mundo debe plata”, sumó Arroyo.

El diputado del espacio liderado por Sergio Massa también sostuvo: “De acuerdo al análisis que hemos hecho, hay cerca de 4 millones de personas que están endeudadas a tasas muy altas que lo que hacen es tomar un crédito para tapar otro. El Gobierno pensó en la facilidad de dar créditos y favorecer a las financieras que de esa manera se agarraban de las cuentas sueldo, no preocupándose de hacer un análisis de riesgo y si las personas podían pagarle o no”.

“Buena parte de los trabajadores, sobre todo en el interior, cobran por debajo del salario mínimo y muchos están sobre endeudados por tomar préstamos a tasas usurarias. Si se les permite a los bancos embargar las cuentas sueldos, muchas familias endeudadas van a estar en problemas”, finalizó Daniel Arroyo.

Comentarios en Alternativa en Papel