Zabaleta anunció la venta de pan a mitad de precio, en un acuerdo con las panaderías de Hurlingham

Estará subsidiado por el Municipio a partir de la eximición y reducción de tasas al sector. Además, el intendente firmó un decreto que protege la actividad de las panaderías.

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, anunció un acuerdo con las panaderías del distrito para vender pan a mitad de precio subsidiado por el municipio y garantizar así el acceso a este producto fundamental a los sectores más vulnerables.

La noticia tuvo lugar en el marco de un decreto que firmó el intendente vinculado al funcionamiento de las panaderías, cuyos objetivos son defender el mercado local y proteger las fuentes de trabajo en el sector, golpeado por el impacto de las subas en el precio de la harina. Entre otras cosas, esta norma prohíbe la venta de panificados en establecimientos no habilitados.

“Lamentablemente para todos, el Gobierno nacional no tiene ninguna buena noticia para dar. Hace tres años entregábamos netbooks en los colegios y hoy tenemos que defender el kilo de pan para que quienes la están pasando mal puedan acceder a un producto fundamental de la canasta básica y en la alimentación”, expresó el intendente.

El precio estará “subsidiado con recursos municipales a partir de la eximición o la baja sustancial de la Tasa de Seguridad e Higiene”, explicó.

Por otra parte, Zabaleta se refirió al acuerdo con comerciantes: “Al igual que hicimos con Farmacity, en defensa de nuestros farmacéuticos, trabajamos junto a nuestros panaderos en la defensa de sus comercios y del mercado local, en una norma que tiene que ver con evitar la competencia desleal y la venta de congelados en lugares no habilitados y con exigir certificados de procedimiento”.

“Cuando miramos hacia adelante, el panorama es muy complicado, por eso como intendentes tenemos que trabajar para nuestros vecinos y ayudar a nuestros comerciantes, a nuestros empresarios y a nuestros industriales”, finalizó.

El Decreto promulgado por el intendente establece, entre otras medidas, la creación de un registro de panaderías; la prohibición de producir panificados en un establecimiento no habilitado, incluyendo la cocción de masa cruda, congelada o precocida; y la obligatoriedad de exhibición del certificado de procedencia en locales en los que se expida pan para su consumo.

Además, se requerirá un control de ingreso de panificados al distrito, verificando sus condiciones de higiene, transporte, seguridad y habilitación de rodados.

El anuncio fue realizado junto a comerciantes panaderos en la confitería Joliet, ubicada en la localidad de Villa Tesei.

Comentarios en Alternativa en Papel