Ariel Sujarchuk supervisó las obras de la pileta semiolímpica de Ingeniero Maschwitz y del microestadio de Garín

El intendente Ariel Sujarchuk supervisó las obras de la nueva pileta semiolímpica que se construye en el polideportivo de Ingeniero Maschwitz y las del microestadio de Garín, que será el primer espacio cubierto multideportes del distrito. Ambos emprendimientos se realizan íntegramente con recursos propios de la Municipalidad de Escobar.
La nueva piscina en Ingeniero Maschwitz está edificada en hormigón armado y baldosas antideslizantes, tendrá 25 metros de largo por 12,50 de ancho y la variación de su profundidad irá desde los 1,20 hasta los 1,85 metros. También contará con aditivos que aumentarán su resistencia y mejorarán su impermeabilidad, para evitar el desgaste de los materiales a través del tiempo. Cuando esté finalizada, se la someterá a una segunda etapa de obra, en la que se instalará el sistema de climatización para que pueda ser utilizada durante todo el año.

“Esta obra no es la de una pileta cualquiera, sino la de una que tiene una estructura y condiciones necesarias para la práctica profesional. El crecimiento integral del polideportivo de Maschwitz es muy significativo, ya que los vecinos ni lo registraban debido a la poca actividad que había y lo abandonado que estaba, y actualmente es utilizado por cientos de personas. Nuestra gestión asume la práctica deportiva como una de las prioridades para la comunidad ya que fomenta costumbres saludables y contribuye al desarrollo humano y social. Queremos que este polideportivo siga creciendo y sea explotado al máximo, por eso vamos a concretar este nuevo sueño para todos los vecinos de Maschwitz”, enfatizó Sujarchuk.
Por su parte, el microestadio de Garín, ubicado en el Boulevard Presidente Perón entre Sarmiento y General Las Heras, tendrá una superficie total de unos 1960 metros cuadrados, que se dividirán entre el hall de acceso, la boletería, un salón de usos múltiples, vestuarios, sanitarios y la cancha multideportiva. Con un diseño innovador y tecnológico, y un proceso de construcción que disminuye tiempos y costos, albergará un total de 3000 espectadores.
“El microestadio está implantado en el corazón de la ciudad de Garín pero va a ser disfrutado por todo el distrito. Cuando algunos nos preguntan por qué hacemos esta obra, es porque el partido de Escobar pedía a gritos dar respuesta e infraestructura moderna al deporte y a la cultura, ya que actualmente no hay un espacio cerrado donde se puedan desplegar disciplinas de alta competencia y espectáculos masivos de primer nivel. Los materiales que se utilizan son de la mejor calidad y la solidez de la ingeniería es tal, que estamos hablando de una obra para los próximos 100 años. Los vecinos siempre exigen obras que trasciendan los mandatos y sirvan para las próximas generaciones, por eso estamos orgullosos de este proyecto”, manifestó el jefe comunal.
Comentarios en Alternativa en Papel